El corazón de los Juegos latió a 180 por minuto

ago 18, 2017

El equipo médico de las justas nacionales de Mar y Playa estuvo, literalmente, en alerta amarilla en pro del bienestar de todos los actores del certamen

De no ser por los profesionales de la salud que estuvieron en cabeza de todo el operativo médico de los Juegos Nacionales de Mar y Playa, la historia hubiese sido diferente en el desarrollo de las justas, que se llevaron a cabo en Tumaco.

El doctor Jorge Pérez encabezó el grupo, que estuvo conformado por 80 personas, entre rescatistas acuáticos, rescatistas terrestres, tres médicos especialistas en medicina del deporte, fisioterapeutas, una nutricionista y un enfermero jefe, dispuestos las 24 horas del día en los tres escenarios que  albergaron los Juegos: Las playas de El Morro, Bocagrande y el Lago Calima.

Ellos eran los encargados de realizar la atención primaria ante cualquier evento con los deportistas, e incluso con el público y el personal de apoyo y logística. 

Durante los ocho días de competencias, además de los días previos a la realización del certamen multidisciplinario, el personal médico y su grupo de apoyo, atendieron un promedio de 30 casos por día.

Traumas de tejidos blandos, distensiones musculares, lesiones de rodilla, tobillos doblados, golpes sencillos, dedos tronchados o simples dolores de cabeza, atenciones por deshidratación producto del calor, fueron solo algunos de los casos que día a día llegaban a la carpa perfectamente dispuesta en la playa de El Morro. 

Pero también llegaron unos complejos, con el del arquero de Santander Edwin Lizarazo, quien recibió un delicado golpe en el pecho y tuvo que ser trasladado a un hospital.

Tuvimos un caso específico en el deporte de fútbol playa, con un jugador que sufrió una contusión cardiaca, la cual fue atendida inicialmente por el personal de salud, realizando los protocolos respectivos y se remitió al Hospital Divino Niño, donde garantizamos que el deportista estuviera en las mejores condiciones. Le hicimos seguimiento y se recuperó”, explicó Pérez.

Sin embargo, los médicos no dieron el aval para que Lizarazo siguiera compitiendo, ya que este tipo de contusiones pueden ocasionar muerte súbita en el deporte. Afortunadamente fue atendido a tiempo y salió bien librado.

Y es que todo estaba dispuesto y planeado dos meses antes de iniciar los Juegos, desde el espacio de trabajo, como las rutas de evacuación y los hospitales, así como los encargados de recibir las atenciones.

La logística se planeó dos meses antes del evento. Se localizaron las zonas de trabajo, la ubicación de los médicos del Centro Regulador de Urgencias y los protocolos preestablecidos para atender cualquier urgencia”, agregó el doctor Pérez.

Por su dedicación para cuidar la salud de más de 1.200 personas involucradas en los Juegos Nacionales de Mar y Playa y por la atención recibida por parte de quienes la requirieron, el equipo médico también se ganó su medalla de oro y, de paso, se convirtió en el corazón y alma, especialmente de los deportistas.


Para conocer más información pueden visitar  las redes sociales de Coldeportes: 
https://www.facebook.com/Coldeportes/  

Medallería - Organizaciones

# Organizaciones
T
1 Valle 9 9 6 24
2 Bogotá D.C. 9 6 8 23
3 Bolívar 7 6 4 17
4 Atlántico 4 5 3 12
5 Santander 2 0 1 3
6 Caldas 1 1 2 4
7 Nariño 1 0 0 1
7 Córdoba 1 0 0 1
9 San Andrés 0 3 1 4
10 Cundinamarca 0 1 3 4
11 Risaralda 0 1 2 3

Desarrollado por